Scioli, Macri, Aníbal Fernández y la Presidenta fueron algunos de los convocados por el conductor.

Nuevamente, el baile fue hecho a un lado en Bailando 2014 para darle lugar al humor. Luego de que Jésica Cirio y el intendente Martín Insaurralde confirmaran su casamiento en el programa, Marcelo Tinelli quiso colaborar  con la lista de invitados. Con teléfono en mano, el conductor llamó a Daniel Scioli, Mauricio Macri y hasta intento con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Todo empezó cuando el intendente de Lomas de Zamora le dijo que a su boda, que tendrá lugar en el 19 de noviembre, sólo tendrá 120 invitados. Un número “modesto”, según consideró Tinelli, quien se puso manos a la obra para engrosar la lista de presentes.

La primera figura política a quien quiso convocar fue a la Presidenta, pero el conductor de ShowMatch no tuvo suerte esperada. Sí la tuvo con el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, quien gustoso aceptó estar presente en el casamiento de Insaurralde y Cirio: “Toda la felicidad a Martín y Jésica que se la merecen. Es un gran luchador. Vamos a estar, tenemos gran cariño. A esas cosas le doy un gran valor, se merece estar rodeado del cariño. Van a ser una gran familia”.

Luego vendría el turno del Jefe de Gobierno porteño, quien dio a entender que no se encontraba mirando al programa. “Pensé que estabas hablando normal. No sabía que estabas al aire. ¿Se quiere casar en Capital, Insaurralde, y que yo lo case?”, dijo Macri, quien dudó en aceptar la invitación que Tinelli le ofreció.

El intendente de Tigre, Sergio Massa, fue quien más siguió el juego de Tinelli, llegando a meter a bromear con la suerte que tendría Tinelli si durante la celebración le toca hacer trencito con Jorge Capitanch. “Con él no, que ya te fue mal una vez con él», le advirtió el funcionario, haciendo reír al conductor.

El senador Aníbal Fernández también fue parte de la improvisada lista del “Cabezón”. Algo dormido, aceptó la invitación para noviembre.

Cerca del final, Tinelli volvió a intentar comunicarse con la mandataria de la nación, duplicado su poca suerte: la Presidenta tampoco levantó el teléfono.

Otra vez será…

ARVE Error: no id set