El conjunto de Matías Almeyda jugó un partido bárbaro en el Nuevo Gasómetro y le ganó 2-0 al campeón de América. Santiago Salcedo y Juan Cazares marcaron los tantos del “Taladro”, que sumó sus primeros puntos en el torneo. Mercier, expulsado sobre el final por una infantilidad, expresó la impotencia del equipo de Bauza, que acumula dos derrotas al hilo.

No fueron los festejos que esperaba San Lorenzo. La presentación en casa ante su gente luego de la consagración en la Libertadores tuvo más de resaca del día posterior al festejo. Banfield fue vivo y perspicaz para encontrar los puntos flacos del “Ciclón” y se quedó con la victoria merecida por la superioridad que tuvo en el desarrollo.

Primereó el local con un remate de Villalba que se estrelló en el travesaño y arrimando peligro cerca de Servio. El desarrollo era favorable parta los de Bauza por dominio e intención de juego, aunque le faltaba el toque sutil que le aportaban Romagnoli y Piatti. De a poco, Banfield se asentó en el terreno y comenzó a preocupar a Torrico, aprovechando con Juan Cazares las espaldas libres de Mercier y Ortigoza. Por ahí vino lo mejor del “Taladro” con un par de disparos de media distancia.

Antes de irse al descanso la visita era más y lo cristalizaba haciendo trabajar al uno azulgrana, que primero sacó un cabezazo abajo y luego tapó un remate con destino de red. Los del “Patón” se fueron quedando y no tuvieron la misma intensidad que al comienzo, aunque todo podría haber cambiado si Matos acertaba el centro de Blandi.

ARVE Error: no id set

El complemento encontró un ganador rápido y justo. Banfield salió más despierto que el local y se puso arriba con complicidad azulgrana: Servio tiró un pelotazo largo para Salcedo, que sólo tuvo que puntearla ante la tardía salida de Torrico y la desatención de Kannemann. El Taladro” estaba arriba y era merecido.

ARVE Error: no id set

Bauza acusó el golpe y mandó a la cancha a Verón y Cauteruccio por Barrientos (lento y desconectado con las necesidades que le exige el planteo del entrenador) y Blandi, respectivamente. Cambiaron los intérpretes pero el “Ciclón” no encontró el rumbo, tanto, que Mercier se fue expulsado por doble amarilla tras tirar la pelota lejos. Una infantilidad que reflejó el fastidio de una de las figuras del equipo por el desarrollo.

Con un hombre más, todo quedó servido para los de Almeyda, que sobre el final sentenciaron la victoria con un golazo de Juan Cazares-figura en los 90’- de media distancia. Banfield sumó sus primeros tres puntos del torneo y le arruinó el festejo a San Lorenzo, que aún no salió del sueño copero.

ARVE Error: no id set