Una vez más, vuelve a peligrar el inicio de las clases a nivel nacional. Los sindicalistas salieron a criticar la intención del Gobierno de no intervenir en las paritarias provinciales y que sean los gobernadores los que negocien con los docentes.

«Si no hay convocatoria a la paritaria nacional habrá un conflicto nacional», amenazó el líder de Suteba Roberto Baradel sobre el inicio del ciclo lectivo, previsto para el próximo 6 de marzo.

La reacción de los gremialistas se produce luego de que nueve gobernadores le pidieran al presidente Mauricio Macri que la Nación no interviniera en las paritarias, tal como lo había revelado Clarín. Los docentes adelantaron su rechazo al techo del 18% previsto por la Casa Rosada y exigen que las subas no sean menores al 25% o 30%.

Para la titular de CTERA Sonia Alesso la intención de establecer una paritaria con los gobernadores «no es una intención de ellos, sino del gobierno nacional, que intenta poner un techo de las paritarias docentes sin convocar a las paritarias. Eso viola la Ley de Financiamiento Educativo y la Ley de Educación».

«No estamos de acuerdo, vamos a reclamar el cumplimiento de una ley que fue votada por amplias mayorías en el Congreso de la Nación, que fijó un piso nacional por debajo del cual no puede estar ninguna provincia», dijo Alesso, que rechazó la pauta salarial que plantea la Casa Rosada. «El 18% es absolutamente insuficiente», dijo, advirtió: «Eso es llevar a un conflicto».

En esta línea, Baradel manifestó su preocupación porque el gobierno nacional haya tomado la decisión de no convocar a la paritaria nacional, como «como lo dijeron» los ministros Esteban Bullrich (Educación) y Rogelio Frigerio (Interior), indicó. «El piso salarial vino justamente a subsanar esta situación para que ningún docente cobrara por debajo de ese piso por la asistencia del gobierno nacional», explicó.