Messi que buscaba su gol 700 ante su victima favorita esta vez no pudo

Los catalanes igualaron 0-0 de visitante por 30° fecha de la liga española. El encuentro fue parejo pero los blaugranas que buscaban el gol 700 de Messi no jugaron bien y siguen en la cima pero a tres puntos del Real Madrid que podría alcanzarlo.

Barcelona se topó con el primer equipo fuerte post pandemia y esta vez ni la magia del Diez lo pudo sacar a flote en un partido que no la pasó bien e incluso se pudo haber ido sin nada, poniendo en duda su liderato.

En conjunto de Julen Lopetegui comenzó con fluidez en el medio abriendo el juego por las bandas aunque sin embargo la acción más clara llegó de los pies del defensor francés Jules Koundé con un remate cruzado que se fue cerca.

La visita se afianzó con el correr de los minutos hegemonizando el balón y las reiteradas faltas a Lionel Messi provocaron el tiro libre peligroso cerca del área. El argentino que buscaba su gol 700 le pegó de zurda pero el Koundé fue rápido para retroceder y sacar de cabeza el tiro del ángulo.

En la etapa complementaria los de Quique Setién parecieron exhaustos y fueron superaros por el rival que se enfocó en quitar, atacando rápido con chances claras. En primer lugar el ex River Lucas Ocampos en el arranque metió un fuerte disparo ante la gran tapada de André-Marc ter Stegen y sobre el cierre nuevamente el argentino se topó con el uno alemán, en lo que fue 0-0 en el Sánchez-Pizjuán.

Barcelona sigue puntero con 65 puntos y 3 unidades arriba del Merengue pero si el domingo Real Madrid vence en su visita a la Real Sociedad podría sacarle la punta por ventaja entre enfrentamientos. El martes recibirá a Athletic de Bilbao.

Sevilla que tuvo a Éver Banega y Franco Vázquez en el segundo tiempo se mantiene tercero a 15 de los catalanes sumando siete encuentros sin conocer la derrota (desde diciembre no cae en casa). Villarreal será su próximo oponente de visitante el lunes.