El elenco catalán lo venció 2-1 como local por la 26° fecha en la liga española. Vitolo había puesto el primero pero Messi de tiro libre y Piqué revirtieron las cosas, sacándole 8 puntos de ventaja al Atlético de Madrid y sumando 34 jornadas sin caer.

El espectáculo de Barcelona no parece tener fin, ni en liga ni Copa del Rey y mucho menos por Champions League, nuevamente ganando esta vez sin golear pero superando a un durísimo oponente con otra enorme actuación del rosarino.

El choque fue electrizante en el comienzo con idas y vueltas por parte de ambos y el local tuvo la chance más nítida. Al uruguayo Luis Suárez le cayó el balón casi en el medio del área y sin dejarla picar le dio fuere, reventando el travesaño.

Los dirigidos por Unai Emery empezaron a dañar por las bandas del oponente que se desprotegió cada vez que fue al ataque y desde allí vino el primero. El francés Benoît Trémoulinas fue por izquierda lanzando un centro al otro sector donde Vitolo anotó a los 20 minutos.

El conjunto catalán tomó posesión absoluta en busca de la igualdad que no tardó en llegar con un golazo. En la puerta del área Lionel Messi ejecutó un tiro libre espectacular que se coló en el arco de Sergio Rico (16 goles en la temporada el 15° de tiro libre en el club).

La escuadra de Luis Enrique siguió dominando a voluntad en el cierre de la etapa inicial con el tridente muy movedizo y nuevamente el argentino se generó espacios para darlo vuelta aunque esta vez Rico lo impidió.

Ya en la segunda mitad el conjunto catalán no perdonó en su primera llegada a los tres minutos. Messi se fue por derecha, giró y tocó hacia Suárez que asistió por el medio a Gerard Piqué y el defensor anotó el 2-1 con la zurda.

Los sevillanos contestaron enseguida con una acción que pudo haber cambiado el rumbo del duelo. El francés Kevin Gameiro en total soledad se fue mano a mano con el arquero, aunque el chileno Claudio Bravo con la rodilla evitó la caída.

Nuevamente el cotejo se abrió ya que los catalanes fueron por el tercero, dejando espacios para la vista que estuvo cerca de emparejar pero sin embargo ninguno fue certero en la definición por lo que fue triunfo del local.

Así Barcelona (Javier Mascherano en el banco) llega a 66 unidades, 8 más que Atlético de Madrid (12 por encima del Real) sumando 34 partidos sin caer igualando el récord del Merengue en la temporada 1988-89. El jueves visitará al Rayo Vallecano.

Por su parte Sevilla cayó al sexto lugar con 41 unidades y en la historia solo ha ganado seis veces en el Camp Nou (además perdió un invicto de 13 encuentros entre liga y Copa). Su siguiente adversario será Eibar el miércoles en el Ramón Sánchez Pizjuán.