El Diez abraza a Griezmann tras darle el tercer gol con el que su equipo venció al Submarino

Los catalanes lo derrotaron 4-1 de visitante por la 34° fecha de la liga española. Torres en contra, Suárez, Griezmann con dos asistencias de Messi y Fati marcaron el triunfo que lo deja como escolta del Real Madrid a cuatro puntos.

Barcelona necesitaba una victoria como esta ante uno de los mejores como Villarreal que nunca había perdido en el regreso del certamen, rescatando además del triunfo el juego que le faltó en los últimos partidos que hoy apareció para seguir remando ante el Merengue que se muestra por ahora infalible.

Tras el pitido inicial la escuadra de Quique Setién casi que ni se acomodó en el campo y enseguida desniveló. El lateral izquierdo Jordi Alba se fue hasta el fondo, mandó el centro al medio y el defensor Pau Torres en contra metió el 1-0 a los tres minutos.

Sin embargo el Submarino Amarillo se afianzó en su terreno y en la primera ocasión le propinó un dolor de cabeza al contrario. El mediocampista Santi Cazorla sacó el misil desde el costado, Marc-André Ter Stegen dio rebote y su goleador Gerard Moreno la empujó en el cuarto de hora (16 goles).

Los catalanes nuevamente tuvieron que construir su fútbol frente a un oponente que dio resquicios en el fondo y sus figuras aparecieron para volver a pasar adelante. Lionel Messi la tomó, empezó a apilar sus marcas y asistió a Luis Suárez que de primera la puso al otro poste para el 2-1 parcial a los 20 minutos (14 tantos del uruguayo).

El equipo de Javier Calleja hizo agua en la parte defensiva y la visita en el final encontró otro tanto de calidad. El argentino Messi controló el balón, juntó algunos jugadores y tocó atrás hacia el francés Antoine Griezmann que de primera por arriba de Sergio Asenjo estiró el 3-1 (18 asistencias del rosarino).

Con los cambios el blaugrana tuvo más rapidez, frescura y en el desenlace consiguió dar el golpe final en el Estadio de la Cerámica. El ingresado Anssumane Fati de 17 años colocó un tiro letal al primer poste que fue en definitivia el 4-1 final.

Barcelona sumó 73 puntos y sigue como escolta del Real Madrid a 4 unidades, volviendo a ganar tras dos fechas e invicto hace 8 partidos. El miércoles 8 jugará el derbi ante el Espanyol en el Camp Nou sabiendo que si gana enviará a su rival al descenso.