Los Bávaros lo derrotaron 4-3 desde los doce pasos tras igualar 0-0 en los minutos reglamentario en la final disputada en Berlín. Conquistó el título 18 en su historia en la despedida de Guardiola en el club.

Bayern Múnich no pudo cerrar la etapa de uno de los mejores entrenadores en los últimos tiempos con la ansiada orejona, pero al menos selló la temporada con dos títulos, tras ganar la liga y una final apretada nuevamente ante el Dortmund.

En la primera mitad el equipo del español Pep Guardiola fue más inquietante con sus delanteros apretando la salida, con el brasileño Douglas Costa y el polaco Robert Lewandowski sin poder batir al arquero.

En la segunda parte el duelo se hizo de ida y vuelta con el Bayern monopolizando el balón pero la más clara en el cierre estuvo en los pies del gabonés Pierre Emerick Aubameyang que falló enviándola por arriba.

En el alargue ambos llegaron cansados y ninguno predominó por lo que fueron a penales. Allí Sven Bender falló ante la tapada de Manuel Neuer y luego el griego Sokratis Papastathopoulos malogró su tiro, por lo que no importó el mal disparo de Joshua Kimmich porque Costa anotó el 4-3 final.

Así Bayern Múnich conquistó el título 18 en su historia en la Copa de Alemania (cinco de las últimas diez) muy por encima de las 6 del Werder Bremen, sumando Guardiola 21 como entrenador en su despedida tras su próximo arribo al Manchester City.