Marcelo Bielsa nació el 21 de julio de 1955 en Rosario, Santa Fe. Hijo del matrimonio entre la docente Lidia Caldera y el abogado Rafael Pedro Bielsa, hermano de Rafael y María Eugenia Bielsa.

Se desempeñó como futbolista en el club “Estrella Azul”, un club de su barrio. Luego, entró a las inferiores de Newells Old Boys, a los 13 años, en la posición de zaguero central y fue incluido en la lista de del equipo juvenil de la selección argentina que disputó el Campeonato Sudamericano Sub-20 de 1974. Su debut en Primera División fue el 29 de febrero de 1976 ante River Plate. Fue parte de la Selección Argentina que logró la medalla de bronce en el Preolímpico de ese año en Brasil y fue elegido como parte del equipo ideal de aquel torneo. Una lesión lo dejó afuera de las canchas por un largo tiempo, por lo que fue transferido a Instituto de Córdoba en 1978. Allí disputó dieciséis encuentros y rescindió el contrato cuando perdió el puesto. Un año más tarde, fue fichado por Argentino de Rosario donde convirtió su único gol oficial y finalizó su carrera en 1980. En sus últimos años como futbolista, estudió el Profesorado de Educación Física.

Sus inicios como entrenador fueron en el seleccionado de la UBA (Universidad de Buenos Aires) a los 27 años donde abandonó su cargo al poco tiempo. En 1982 empezó como director técnico de las divisiones inferiores de Newells Old Boys donde, seis años más tarde, logró el campeonato de Tercera División. Finalmente, se hizo cargo del primer equipo del conjunto rosarino en  julio de 1990 y en su primera temporada como director técnico en Primera División se consagró campeón del Torneo Apertura. Ese título le dio la oportunidad de jugar la final para definir al ganador de la temporada 1990/1991 contra Boca Juniors, la que ganaría por penales. En 1992, llegó a la final de la Copa Libertadores frente al San Pablo, en la cual fue derrotado por penales. Semanas después de aquella final perdida, se consagraría campeón del Torneo Clausura de ese año.

En junio de 1992, tras su paso en Newells, fue contratado por el Atlas de México donde trabajó con las inferiores del club. En la temporada 1993/1994 se hizo cargo del primer equipo pero no pudo lograr ningún título. Tres años más tarde, se fue al América de México donde dirigió 36 partidos. Luego, regresó al Atlas como director deportivo del club.

En 1997, retornó a Argentina para dirigir a Vélez Sarsfield y, un año más tarde, se coronó campeón del Torneo Clausura 1998. Apenas finalizó aquel campeonato, Bielsa decidió dejar su cargo en el club. En julio de ese mismo año, firmó su contrato con el Deportivo Español donde renunció unos meses después para asumir como entrenador de la Selección Argentina.

Durante su cargo, la Selección obtuvo los mejores registros de su historia en una eliminatoria para un mundial. Fue reconocido como mejor seleccionador nacional del mundo en 2001. También fue el entrenador argentino en el Mundial 2002, luego de obtener el primer puesto en las eliminatorias sudamericanas. La selección quedó eliminada en primera ronda de la Copa del Mundo pero fue reafirmado en su cargo como director técnico.

Dos años más tarde, Bielsa condujo al equipo hasta la instancia final de la Copa América celebrada en Perú donde perdió por penales. Semanas después, llevó al combinado olímpico a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas que era el único título oficial que le restaba obtener a la Selección Argentina. Decidió abandonar su cargo por cuestiones personales, luego de superar a Perú en las eliminatorias del Mundial 2006.

El 10 de agosto de 2007, fue anunciado como nuevo entrenador de la Selección de fútbol de Chile por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) donde firmó un contrato por 3 años. Dos años y dos meses después de haber asumido, Chile derrotó a la selección de Colombia, por 4 a 2, logrando la clasificación a la Copa del Mundo del 2010. Fue elegido como Mejor Entrenador de América en 2009.En Octavos de Final del Mundial se enfrentó a Brasil donde perdió 3 a 0 y quedó eliminado. La Selección chilena realizó la mejor actuación en un mundial fuera de Chile, volviendo a ganar un partido tras 48 años.

Unos meses después del Mundial, Bielsa anunció en una conferencia de prensa que si Jorge Segovia ganaba las elecciones para la presidencia de la ANFP, él no seguiría en el cargo. Finalmente, el 4 de febrero de 2011 se retiró de la selección debido a diferencias con la nueva directiva de la ANFP encabezada por Sergio Jadue, luego de una conferencia de prensa en el Complejo Deportivo Juan Pinto Durán

Su anteúltima etapa como director técnico, empezó el 7 de julio de 2011 cuando Josu Urrutia ganó las elecciones a la presidencia del Athletic Bilbao. El entrenador elegido fue, justamente, Marcelo Bielsa. Durante los primeros meses del 2012, el Bilbao logró llegar a la final de la Copa del Rey como de la UEFA Europa League pero ambas finales terminaron en derrota por 3 a 0.  El 3 de junio de ese mismo año, se anunció la renovación del técnico argentino por un año más. Pero el club vasco quedó eliminado tanto en la Europa League como en la Copa del Rey antes de lo esperado. Al seguir al frente del Bilbao, Bielsa alcanzó por primera vez los 100 partidos dirigiendo un equipo. El 7 de junio, la directiva del club vizcaíno confirmó que no le renovaría el contrato y tuvo que abandonar la institución.

El 2 de mayo de 2014, el Olympique de Marsella confirmó la contratación de Bielsa como su nuevo técnico para las próximas dos temporadas. Debutó en la liga francesa el 9 de agosto de 2014, en un partido frente al SC Bastia que finalizó 3 a 3, en condición de visitante. Así, a los 59 años, Marcelo Bielsa sigue vigente en el fútbol.

Santiago Rocca

@SRocca94