Con el Blanqueo de Capitales, el gobierno del presidente Mauricio Macri espera conformar un fondo especial para pagar miles de juicios por jubilaciones mal liquidadas y establecer una pensión universal a la vejez.

«Hay miles de millones de pesos de argentinos que están en el exterior porque no confiaban en el Estado. Necesitamos decirles que nos acompañen, que formen parte de nuestra etapa. Los invitamos para hacer un sinceramiento fiscal», dijo Macri.

El anuncio fue realizado un día después de que Macri hiciera pública la primera declaración patrimonial como presidente que incluye una cuenta con 1,25 millones de dólares en el paraíso fiscal de las islas Bahamas, y un crecimiento que duplica su fortuna con respecto a lo que declaró en 2015.

«No hay más lugar para esconder cosas, como en el pasado», dijo el mandatario.

En marzo su nombre apareció en los ‘Panama Papers’, donde Macri figuraba como director de la empresa Fleg Trading y vicepresidente de la firma Kagemusha, ambas vinculadas a su familia.

Macri llamó a los argentinos a sumarse al blanqueo para «poner todo lo que tenemos que poner para invertir».

La medida da tres opciones para sumarse a la repatriación de capitales: pagar un impuesto, comprar bonos por el monto declarado o hacer inversiones de largo plazo.

Entre 305.000 y 800.000 pesos (21.000 y 56.000 dólares), paga un impuesto del 5%, desde los 56.000 dólares, el impuesto sube al 10%, y desde el 1 de enero la tasa será 15%, informó el Gobierno en un comunicado.