El director sudafricano ya tiene acostumbrado al público a invitarlo al cine con la excusa de ver una película de ciencia ficción, pero les termina dando su visión del mundo de una forma pocas veces vista.

Después de “Sector 9” y “Elysium” presenta un futuro – como siempre en su país natal – en donde se utilizan robots como policías, pero no plantea una discusión filosófica sobre si unas mentes de metal pueden cuidar a los ciudadanos, como podría esperarse.

La trama comienza cuando el mejor ingeniero de la división (Dev Patel de “Slumdog Millionaire” y “The Newsroom”) consigue darle conciencia propia a una de las máquinas (Chappie, con la voz de Sharlto Copley, quien ya había hecho papeles importantes en los anteriores films de Blomkamp) a quien es imposible querer, así también como emocionarse con sus analogías sobre la vida real (el punto más alto es cuando le pregunta a Patel, a quien le dice “creador”, por qué puso su mente en un cuerpo que eventualmente se quedará sin batería y morirá).dev patel tgpost.com.ar

Esto, más allá de las implicaciones políticas que ocasiona, convierte la vida del creador devenido en criminal en una carrera por sobrevivir a la persecución de Hugh Jackman con un irreconocible acento para hacer de otro ingeniero que trabaja en un proyecto sobre unos policías mecánicos mucho más grandes, que por su tamaño y mayor capacidad destructiva jamás son aprobados para salir a la calle. El otro nombre sobresaliente del reparto es Sigourney Weaver como la CEO de la compañía que fabrica los robots.

Blomkamp había hecho cinco cortos antes de debutar con los largometrajes en 2009 con “District 9” que le valió la nominación al Oscar por el guión. Aquella vez había compartido nominación con Terri Tatchell, con quien volvió a juntarse. El director además está trabajando junto a Ridley Scott en una nueva parte de la saga “Alien”, donde también será guionista y productor, y continuará trabajando con la ex Ellen Ripley para el estreno el año que viene.

Volvió a destacarse el trabajo de fotografía de Trent Opaloch (nominado al BAFTA por “Sector 9”) y de Emilia Roux como directora de arte, quienes también habían trabajado con Blomkamp en sus anteriores films.