Tevez es abrazado tras marcar el primero del Xeneize ante el Granate

El Xeneize derrotó a Lanús 2-1 de visitante por la primera fecha de la Copa Liga Profesional en la zona 4. Tevez puso el primero, Sand empató con un puñetazo pero Ábila marcó el triunfo definitivo para sumar la octava victoria seguida.

A Boca no parece que nadie lo pueda parar a nivel local y en el arranque de un nuevo torneo el vigente campeón no desentonó en un estadio en el que siempre se le complicó, jugando mejor que el siempre fuerte Lanús, siendo el máximo candidato a pelear el certamen.

El elenco de Miguel Ángel Russo de arremetida salió con intensidad a buscar diferencia desde el minuto cero e hilvanó la chance más neta tras el sensacional pase de Carlos Tevez hacia Ramón Ábila, el delantero gambeteó al arquero pero su tiro sin ángulo rebotó en el poste a los cinco minutos.

Sin embargo la presión que generó el Xeneize no bajó y a través de la pelota parada estableció su supremacía en el resultado. Edwin Cardona lanzó el centro desde el tiro de esquina, el ex Lanús Carlos Izquierdoz la peinó y Tevez de media vuelta le rompió el arco a los 18 minutos a Lautaro Morales.

El Granate salió del letargo tras el tanto recibido, adelantó sus líneas también con remates externos y encontró la paridad con su emblema. Luego de un córner, Pedro De la Vega cabeceó al segundo poste y José Sand con el puño empató el cotejo (goleador más longevo con 40 años, 3 meses y 14 días).

Al complemento los de Luis Zubeldía volvieron a salir indecisos, imprecisos y su rival no lo perdonó. El colombiano Cardona sacó el potente rifle que desactivó el arquero, el rebote le quedó a Ábila que de cabeza está vez no falló en el 2-1 final.

Boca quedó líder en la zona 4 junto a Talleres que derrotó a Newell´s 3-1 y sumó su octavo triunfo seguido en liga, 15 sin perder, nunca estuvo abajo en la era Russo y desde noviembre de 2019 no recibe dos tantos (perdió 2-1 con Lanús).