El equipo de Guillermo Barros Schelotto clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina tras derrotar al Granate en un duelo muy complicado donde se vio dos veces por debajo en el marcador. Sara se transformó en el héroe tras tapar dos penales en la definición.

A pesar de no ser un duelo internacional, como los que se estaban jugando a la misma hora en Brasil, entre Independiente y Chapecoense, o en Córdoba, entre Belgrano y Coritiba, Boca y Lanús llegaban a Mar Del Plata como el plato principal de una velada a puro fútbol copero.

Ante la indecisión de la Conmebol de “regalarle” el boleto a la Libertadores a River y Boca, la Copa Argentina continúa siendo la última oportunidad para los equipos locales para clasificar al máximo certamen internacional. Es por eso que ambos pusieron lo mejor en el campo de juego, tras una previa caliente con declaraciones subidas de tono por parte de varios de los protagonistas.

Y el desarrollo del encuentro estuvo a la altura de las circunstancias. Si bien no se vio un fútbol deslumbrante, los errores defensivos de ambos equipos le pusieron emoción a una noche donde no faltaron los goles.

El Granate abrió la cuenta a los 3 minutos, tras un centro de Velazquez que terminó con Román Martínez empujando la pelota en el segundo palo. Boca se encontraba así en desventaja ante un rival difícil que dominó los primeros 45.

Sin embargo, en el complemento, el Xeneize llegó al empate gracias a Tévez, que remató desde la medialuna y, después de un desvío, el balón se metió en el arco defendido por Monetti. Aún así, Lanús volvió a desequilibrar a los 14 por intermedio de Braghieri, que apareció sólo en el segundo palo (otra siesta de Boca en el fondo) tras un tiro libre ejecutado por Silva para fusilar a Sara.

Lo que parecía una sentencia de muerte para los de Guillermo se convirtió en resurgir a los 19 minutos, cuando Tévez encontró un rebote muy corto de Monetti para poner el 2-2 definitivo y mandar la definición a los penales.

En la lotería, Boca encontró la diferencia en las manos de Sara, que tapó dos penales y le dio el pasaje a los cuartos de final de la Copa Argentina al pueblo boquense. Allí, deberá enfrentar a Rosario Central, en un replay de lo que fue la polémica final del 2015.