Lo cierto es que Boca ya le sacó seis puntos de diferencia a River y al resto de los escoltas, todos con 12 puntos.

Algunos aventuran que si en el Superclásico de la fecha 8, el “Xeneize” llegara a ganar, no solo eliminaría de la contienda sino que se enfilaría hacia el bicampeonato. Muchas especulaciones para tan pocas fechas pero los seis partidos al hilo invitan a soñar.

Ayer, el primer tiempo demoró su inicio casi 20 minutos por una situación insólita: Patronato organizó una fiesta para recibir a Boca y a la salida de los equipos tiró miles de papelitos que hacían imposible jugar. Colaboradores del local se munieron de rastrillos y ventiladores para sacarlos del campo.

Una vez resuelto, los primeros 45’ fueron parejos pero después del 1-0 de Cristian Pavón, manejó el partido, liquidado por el 2-0 de Darío Benedetto.