Con un gol en contra de Magallán a los 44 minutos del primer tiempo, Deportivo Capiatá, de Paraguay se impuso 1 a 0 como visitante por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Boca buscó el empate a puro centros, pero con un medio campo demasiado desordenado que extrañó demasiado a Fernando Gago.

Además el arquero de la visita, Antonio Franco fue la figura del encuentro, ya que tapó 3 situaciones netas de gol.

La revancha se jugará el próximo jueves 23 de octubre en la cancha de Sportivo Luqueño, ubicada en la ciudad de Luque, donde ejercerá su localía Capiatá.

El ganador de la llave entre argentinos y guaraníes irá en cuartos de final ante Lanús o Cerro Porteño.