El Xeneize le derrotó 2-0 como local por la 11° fecha del Torneo Largo de Primera División. A falta de siete minutos Pavón y Pablo Pérez le dieron la victoria para sacarle el invicto al Millonario y mirar a todos desde arriba a la espera de la revancha en la semana por la Copa.

Boca no tuvo el mejor de los partidos en el Superclásico, pero las modificaciones le dieron ese aire fresco que necesitaba para ganar un duelo durísimo en el final, en el quizás el menos importante de los tres choques, que seguirán el jueves en la Copa Libertadores.

En los minutos iniciales el cotejo fue parejo aunque el conjunto de Rodolfo Arruabarrena atacó con la rapidez de Federico Carrizo recostado por la derecha. A los 9 minutos tras un mal despeje de la visita, el balón le quedó al goleador Daniel Osvaldo que de volea le dio y rompió el poste ante la mirada del arquero Marcelo Barovero que nada pudo hacer.

El Millonario no lograba salir de la marca asfixiante y el pelotazo constante para sus delanteros era la única arma que tenía ante la desfachatez del juvenil Sebastián Driussi, muy solo en la creación.

Los Xeneizes siguieron apostando al desequilibrio por las bandas y a los 23 casi llega el primero en La Bombonera. Carrizo le ganó en velocidad a Leonel Vangioni, tocó hacia atrás donde Nicolás Lodeiro la dejó pasar y el delantero Andrés Chávez lo perdió por arriba.

El equipo de Marcelo Gallardo no necesitó de la posesión para generar riesgo y con una contra rauda estuvo muy cerca de la apertura. Driussi entregó para el colombiano Teófilo Gutiérrez que levantó la cabeza y cambió de frente hacia Carlos Sánchez que remató con potencia de primera pero el travesaño le negó el grito.

En la segunda mitad el duelo decayó sideralmente y pareció que los dos estaban conformándose con el marcador hasta que movieron las piezas, donde solo de un lado hubo aciertos con la modificación del esquema.

El juvenil de 19 años Cristián Pavón ingresó por Carrizo y a falta de 7 minutos iba a ser determinante. Luego de un centro por debajo, Lodeiro alcanzó a puntearla para el sector izquierdo y el delantero no perdonó con un fuerte disparo.

El Millonario no reaccionó ante el golpe y del otro lado el ánimo subió en el cierre. El uruguayo Lodeiro quedó mano a mano con Barovero que pudo despejarla a medias porque en el rebote en ex Newell´s Pablo Pérez que había ingresado hace un rato, la empujó ante la inútil barrida de Camilo Mayada para el 2-0 final (8 partidos de diferencia en el historial, 71-63 y 60 empates)

Así Boca quedó con 27 puntos y como único líder, tres más que el Millonario y San Lorenzo. El jueves visita a River por la Copa y el domingo visita a Independiente.

Por su parte River se mantiene con 24 unidades y perdió el invicto del torneo. Su próximo rival será Racing el domingo en el Monumental.