Boca no ha mostrado un juego vistoso hoy en Parque Patricios pero sí un fútbol efectivo, con solidez, atacando en momentos claves y con una defensa cada vez más acostumbrado a que le marquen poco.

En la primera parte el local se plantó bien atrás pero no de forma burda por lo cual el partido fue de igual a igual y el Xeneize buscó el juego en el uruguayo Nocolás Lodeiro que no logró romper con su habilidad.

Sin embargo el equipo de Rodolfo Arruabarrena iba a llegar al primero con la formula menos pensada.  Marcelo Meli cortó en mitad de cancha, tocó para el ex Huracán Daniel Osvaldo que devolvió un pase filtrado para el mediocampista que definió de primera.

El Globo sintió el golpe y tardó en acomodarse hacia otra estrategia con poco fútbol, sumado a muchos pelotazos a Ramón Ábila que no estuvo fino en su definición ante la buena presencia de Guillermo Sara.

En el complemento los dirigidos por Néstor Apuzzo fueron a buscar la igualdad con más corazón que táctica, con los ingresos de Alejandro Romero Gamarra y Daniel Montenegro ante la visita que prácticamente renunció al ataque.

Aun así sobre el final luego de una contra demoledora, Pablo Peréz inició la jugada, el balón le quedó al ex Colon Meli, que remató ante la estirada de Marcos Díaz que alcanzó tocarla pero no pudo evitar el 2-0 definitivo.

Así Boca se subió a lo más alto con 20 puntos y superó a River, San Lorenzo y Rosario Central, ambos con 18. El jueves visita a Wanderes en Montevideo por Copa Libertadores (ya está clasificado) y el domingo recibe a Nueva Chicago.

Por su parte Huracán quedó con 7 unidades y sumó su segunda caída seguida. En la semana juega con Universitario de Perú el jueves de local por la Copa y el sábado visita a Racing.