Boca perdió en Ecuador pero la llave sigue abierta

El equipo de Guillermo Barros Schelotto cayó 2-1 en su visita a Independiente del Valle. A pesar de la derrota, llega al partido de vuelta en la Bombonera como el candidato a quedarse con el puesto en la final de la Copa Libertadores.

Boca tuvo una dura parada en el Estadio Olímpico Atahualpa, donde Independiente del Valle logró imponerse gracias a la ventaja de la altura, cuando las piernas ya no le respondían al Xeneize. Es que los locales dieron vuelta el partido en el segundo tiempo, aprovechando al máximo las condiciones de Quito.

En la primera parte, Boca controló bien al equipo ecuatoriano. Se puso en ventaja tras una buena jugada comandada por Pablo Pérez, que tras una devolución de Zuqui definió al segundo palo, dejando sin chances a Azcona.

Luego de la apertura en el marcador por parte de la visita, los locales fueron a buscar el empate con todas sus armas. Utilizaron las bandas y la velocidad de sus laterales para lastimar la defensa boquense, pero fallaron en los últimos metros en ocasiones insólitas de gol que no pudieron aprovechar.

Así se fueron al complemento, pero antes Boca estuvo a punto de aumentar la ventaja luego de que Pablo Pérez lance un centro desde la derecha que casi se le mete a Azcona. En realidad, la pelota sí se metió, o al menos eso parece indicar las repeticiones en cámara lenta. Pese a todo, el árbitro no convalidó el gol.

Pero en la segunda parte, las piernas argentinas ya no aguantaban y el oxígeno comenzaba a faltar. Los delanteros dejaron de presionar e Independiente aprovechó a la perfección la última media hora.

A los 62 minutos, Cabezas aprovechó una caída de Jara tras un centro al segundo palo y definió fuerte al palo más lejano para establecer el empate.

Los locales continuaron atacando y a los 76 minutos Angulo aprovechó un regalo de Fabra cuando después de un pase se sacó de encima a la zaga Xeneize con un gran movimiento y batió a Orión con un tiro esquinado.

2-1 que parecía no era definitorio, ya que los ecuatorianos estaban mucho más fuertes. Pero fue Boca el que tuvo luego las chances más claras de gol. Sobre todo al final del partido, cuando el Cata Díaz ganó en el último centro, Azcona desvió y Betancour no pudo empujar al fondo de la red.

Con este resultado, Boca deberá ganar sí o sí en la Bombonera. Si bien se va masticando un sabor amargo por la derrota, en la previa todo parece indicar que el equipo de Guillermo podrá vencer a Independiente y obtener el pasaje a la final. Ya lo dijo el Melli: “Nosotros no somos River”.

Mirá los goles y el resumen del partido: