El Xeneize lo derrotó 3-1 de visitante por la 10° fecha del Torneo Largo de Primera División. Había empezado perdiendo al minuto de juego pero Carrizo, Pavón y Lodeiro de penal le dieron el triunfo y ahora comparten la cima con el Millonario, su próximo rival.

Boca dio muestra de un gran fútbol, actitud y temperamento en la noche del sur, ganando un duelo durísimo ante un rival que pegó de entrada pero pudo resolverlo a base de paciencia y desequilibrio colectivo.

En apenas tres minutos el equipo de Guillermo Barros Schelotto logró sorprender de entrada. El volante Jorge Ortiz envió un centro por debajo hacia atrás, donde Lucas Melano la dejó pasar y el paraguayo Víctor Ayala no perdonó (segundo tanto en el torneo).

Los Xeneizes salieron de la marca asfixiante del rival y en su primera llegada clara empataron el intenso duelo. Pablo Pérez le metió un pase exquisito a Federico Carrizo que de cabeza le cambió la trayectoria al balón y nada pudo hacer el arquero Fernando Monetti en 17 minutos.

La igualdad le dio confianza a la visita que a pesar de no encontrar en posición óptima a Daniel Osvaldo, probó con tiros externos del uruguayo Nicolás Lodeiro y algún desborde de Cristián Pavón que insinuaron riesgo.

Al inicio del complemento los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena sufrieron tras la buena ofensiva del Granate. Luego de un centro, Melano tuvo el gol de cabeza pero el arquero Guillermo Sara salvó la caída.

El partido se hizo  golpe por golpe, con ataques raudos y la visita estuvo cerca de la ventaja. Primero el ex Newell´s Pérez, intentó con un derechazo que se fue cerca y más tarde pavón tuvo su oportunidad ante la buena salida de Monetti.

Cuando el cotejo más parejo estaba, una contra letal le daba la llave del gol al Xeneize. Luego de un córner mal ejecutado por los del sur, Osvaldo dejó solo al juvenil Pavón que con un zurdazo abajo puso el 2-1.

Con la necesidad del empate el local mandó más gente arriba con el juvenil recién ingresado Sergio González que no pudo batir a Sara que respondió de manera formidable nuevamente a su equipo.

Los espacios aparecieron, más aun con la entrada de Jonathan Calleri y sobre el cierre lo iba a liquidar. Diego Barisone tomó dentro del área a Lodeiro y el árbitro Fernando Echenique interpretó penal que fue cambiado por gol por el propio uruguayo.

Así Boca llegó a 24 puntos y quedó cono líder al igual que River, justamente su siguiente rival recién después del párate el 3 de mayo en los primeros de los tres Superclásicos entre torneo y Copa Libertadores.

Por su parte Lanús continúa con 15 unidades y solo ha ganado un duelo en su estadio. En la próxima fecha visitará a Racing en Avellaneda.