Al menos 8 personas murieron en ataques cometidos por presuntos miembros de Boko Haram contra comunidades del estado norteño de Borno, tan solo unas horas después de que el Ejército nigeriano asegurara haber alcanzado un acuerdo de alto el fuego con el grupo terrorista, según lo informaron los medios locales.

El primer ataque ocurrió el viernes por la tarde, cuando unos veinte hombres armados, presuntamente miembros de Boko Haram, asaltaron la localidad de Maikadiri y dispararon indiscriminadamente contra casas y residentes, según fuentes militares citadas por el diario «The Punch». El segundo ataque tuvo lugar el sábado por la mañana, cuando decenas de insurgentes atacaron la comunidad de Shaffa y dispararon contra sus habitantes.

“Había caos en Shaffa cuando Boko Haram invadió la aldea disparando a todo el mundo. Tuvimos que huir a la selva y, en estos momentos que hablo contigo, muchos de nosotros estamos refugiados en el monte”, relató al periódico un residente, Elías Msheliza, quien aseguró que al menos 8 personas habían muerto en el ataque.

Estos sucesos ocurrieron tan solo unas horas después de que el viernes el jefe del Estado Mayor, Alex Badeh, anunciara un pacto con los terroristas a través de un escueto comunicado difundido a los medios de comunicación: “Deseo informar a los ciudadanos que hemos llegado a un acuerdo de alto el fuego”.

Pero tras estos ataques cometidos por supuestos miembros de Boko Haram en Borno, el estado más castigado por la violencia del grupo terrorista islámico en los últimos meses, los residentes dudan de la veracidad de este alto el fuego.