En medio del alto el fuego entre el Ejército nigeriano y la milicia islamista Boko Haram, el grupo secuestró a 60 mujeres y niñas en dos localidades del Estado de Adamawa, en el norte del país, según informaron hoy residentes de ambas comunidades.

Cerca de 40 mujeres fueron capturadas en Waga Mangoro y otras 20 fueron secuestradas en Garta por supuestos miembros de Boko Haram, que llegaron armados en motos a ambas localidades el sábado pasado.

«Llegaron numerosos insurgentes armados, fueron matando a todos los hombres y niños que encontraron mientras iban de casa en casa y secuestraron a mujeres y niñas», relató en una conversación telefónica Kuva Azira, uno de los vecinos que logró escapar con vida de Garta.

Un día antes, el Ejército nigeriano había anunciado un acuerdo para el cese de hostilidades con los radicales islámicos, que preveía también  la «inminente» liberación de las más de 200 adolescentes secuestradas hace seis meses en un colegio de Chibok, algo que tampoco se ha producido.

Ni el Gobierno federal ni el Ejército se han pronunciado sobre este nuevo secuestro. El portavoz del Gobierno de Adamawa, Phineas Elisha, indicó a los periodistas que todavía no han podido confirmar el número de secuestradas porque ambas comunidades se encuentran bajo el control de Boko Haram.