El delantero de Racing marcó los dos goles con los que Racing le ganó por 2-1 a Boca en la Bombonera, donde se jugaron los 34 minutos del partido que se había suspendido once días atrás por la lluvia. Fue la primera derrota de Rodolfo Arruabarrena en seis partidos.

Diego Cocca entendió que tenía algo más de media hora para llevarse algo de su nueva visita al Alberto J. Armando, por lo que hizo bien en poner a Diego Milito y Gustavo Bou en el área, beneficiándose por la inspirada noche que tuvo Marcos Acuña, quien mandó el segundo centros que valió el gol.

Los Xeneizes, que lo único que tenían que hacer era aguantar el resultado, dejaron demasiada distancia entre sus líneas, por lo que debían recurrir al pelotazo para que Jonathan Calleri y Andrés Chávez tuvieran el balón. Además la defensa era demasiado estática y obligó a los laterales a desordenarse, por lo que Acuña y Luciano Aued no encontraron oposición para llegar a la zona ofensiva.

A los ochenta segundos tuvo la primera jugada de riesgo la Academia, que terminó con el remate de Milito en la red pero anulado por una muy fina posición adelantada. Calleri y Chávez llegaron pocas veces pero en extrema soledad, y además con la dificultad de que la cancha volvió a tener charcos luego del temporal de la tarde.

A los seis minutos llegó el empate de Bou tras el centro de Aued luego de recibir el lateral, y el pecho de Milito que dejó al ex River de frente al arco y sin problema ante los tres defensores rivales. Luego Chávez tuvo un par de veces la pelota, pero no exigió a Sebastián Saja.

Pero a los quince minutos volvió a gritar Bou, esta vez luego del centro de Acuña a la espalda de Colazo para que Gustavo llegue a toda velocidad. En el segundo tiempo Boca empezó a meter más jugadores en ofensiva, mientras Cocca hacía lo que podía para mantener la ventaja.

Esto llevó a que no parara de haber contragolpes, sin tener resultados las de Racing por la soledad de sus delanteros, mientras que la falta de precisión en los locales para bajar los centros hizo que Saja tuviera una tarde tranquila.

Los albicelestes consiguieron la primera victoria desde que habían superado a Arsenal en la cuarta fecha. Con 13 puntos están sextos a seis de River, que visitará el Viaducto por el suspendido de la séptima jornada, y el domingo irán a la cancha de Belgrano. Boca llevaba cinco sin perder entre Copa y Campeonato, pero ahora se quedó con 10 puntos en la undécima posición antes de recibir a Quilmes. Desde el Apertura 2010 que los de Avellaneda no ganaban en este estadio.