El vicepresidente encabezó el pasado 20 de septiembre pasado un acto en Berazategui junto al ex intendente Juan José Mussi, y estuvo en un espacio dedicado a homenajear en vida al mayor símbolo del golf argentino que hoy tiene 91 años.

«Imagino a ese adulto mayor de Berazategui, que tiene su nombre este predio, don De Vicenzo hoy debe estar mirando desde el cielo y diciendo ‘la pucha quedó chico’. Así que los Mussi que hagan uno más grande», gritó Boudou y los vecinos se enfadaron.

«¡Está vivo! ¡Está vivo», le manifestaban los asistentes al acto.

Boudou siguió su actividad en Berazategui e intentó olvidar este nuevo tropiezo, que se transformó en papelón.