Antes de que la Justicia comience las pericias sobre los bienes que posee el ex ministro de Economía en el marco de la causa por supuesto enriquecimiento ilícito que lleva adelante el juez federal, Ariel Lijo, Dehaut el contador de Boudou, consideró que «si se hace como corresponde, no va a haber ningún problema»con esa información.

«El tema del supuesto enriquecimiento ilícito va a estar determinado por el hecho de que el juez de la causa determine con o sin pruebas si ellos son dueños de Ciccone o no», afirmó el contador público.

«Si las cosas se manejan desde el punto de vista técnico, no va a haber ningún problema. Ahora, si se agregan cuestiones de interpretación jurídico-penal para determinar que The Old Fund es de ellos, el supuesto enriquecimiento pasará por eso», manifestó al respecto.

En diálogo con un matutino porteño, Dehaut añadió: «Yo comencé a hacer las declaraciones juradas de Boudou en 2009 y desde ese año, al menos, están bien; tampoco va a haber problemas con la justificación de su patrimonio».

Las pericias encargadas por Lijo no sólo revisarán las cuentas que tiene el vicepresidente, sino también analizarán los bienes de su padre, Amado Boudou; su madre, Azul Sapin Costa Alvarez; sus hermanos Sebastián y Juan Bautista; su novia, Agustina Kampfer; y de su amigo, el empresario y también involucrado en la causa Ciccone, José María Núñez Carmona.

El titular del Senado se encuentra procesado por supuestas negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho en el marco de la causa Ciccone Calcográfica, así como también se encuentra involucrado en otro expediente que investiga la compra de un auto con documentación falsa.