Los tricampeones defensores y el local se disputarán el trofeo mañana desde las 15:25hs en Katowice luego de que lo sudamericanos vencieran a Francia por 3-2 y los europeos hicieran lo propio con Alemania por 3-1. A las 11:40hs será el partido por el tercer puesto.

Los brasileños – subcampeones olímpicos y de la Liga Mundial – se valieron de su remate y buena recepción para ganar el partido por 25-18, 23-25, 25-23, 22-25 y 15-12. Las correcciones hechas por los franceses aumentaron sus remates luego del primer set, y aprovecharon los 31 errores de los rivales para estar cerca de la victoria.

Ricardo Lucarelli fue el goleador del partido con 22 puntos, seguido por Earvin Ngapeth con una unidad menos. Esta será su quinta final luego de que perdieran en Argentina 1982 y ganaran en Argentina 2002, Japón 2006 (vs. Polonia) e Italia 2010. Mañana buscarán su cuarto título al hilo, lo que rompería el record que comparten con los italianos de tres trofeos seguidos.

Luego los polacos invadieron el estadio para ver a su selección, que no los defraudó al sacar adelante un partido con el resultado cambiante en todo momento pero que se resolvió a su favor por 26-24, 28-26, 23-25 y 25-21. Los dueños de casa se valieron del bloqueo para ganar puntos importantes, ganando ese rubro por 12-8 con la mitad de los tantos aportados por Karol Klos. En todo el partido la ventaja pasó de un bando a otro, salvó en el tercer set en donde Polonia tomó una buena delantera inicial pero en el final desperdició la oportunidad de barrer el partido. Mariusz Wlazly fue el máximo anotador con 22 puntos, cuatro por encima del alemán Denys Kaliberia.

Los polacos, además de buscar revancha de la final de ocho años atrás irán por su segunda medalla de oro teniendo en cuenta que fueron campeones en México 1974 frente a la Unión Soviética. A los brasileros le ganaron cuatro días atrás por 3-2 en la tercera fase, en lo que es la única derrota de los verdeamarelas en el torneo. Polonia solo cayó con Estados Unidos en la segunda ronda.

Hoy además Rusia consiguió el quinto puesto al ganarle a Irán por 3-0 (25-19, 25-21 y 25-18) en Lodz. Los ganadores en Londres 2012 repitieron su posición del mundial pasado, mientras que los persas jamás habían llegado tan lejos.