Brittany Maynard, la mujer estadounidense que anunció hace unas semanas en un video viral que acabaría con su vida el 1 de noviembre para no sufrir los estragos de su tumor cerebral, se suicidó el último sábado en su vivienda ubicada en Portland, Oregon.

“Adiós a todos mis queridos amigos y familiares a quienes amo. Hoy es el día en que he elegido morir con dignidad ante el rostro de mi enfermedad terminal, este terrible cáncer cerebral que me ha quitado tanto… pero que hubiera tomado mucho más de mí”, escribió Maynard en su cuenta de Facebook.

“El mundo es un lugar hermoso, el viajar ha sido mi más grande maestro, mis amigos y seres queridos son mis mayores contribuidores. Incluso tengo un círculo de apoyo en mi cama mientras escribo… Adiós mundo. Esparzan buenas energías. ¡Sigan con las buenas obras!”.