La cantidad de locales vacíos porque están en venta, alquiler, clausurados o cerrados en las principales áreas comerciales de la ciudad de Buenos Aires creció durante marzo y abril un 8 por ciento respecto al nivel registrado en el primer bimestre de este año.

Así lo reveló un sondeo de la la Cámara Argentina de Comercio (CAC) que advirtió que «el sector sigue afrontando un escenario no exento de dificultades».

Entre otros factores que lo perjudican, la CAC aludió a «la competencia desleal que representa la venta ilegal (en la vía pública o en ferias internadas) y por los ilícitos de los que frecuentemente es víctima».

El relevamiento fue realizado en la calle Florida y las avenidas Corrientes, Córdoba, Pueyrredón, Avellaneda, Cabildo y Santa Fe, en los barrios de Once, Caballito, Flores y Liniers.

El sondeo arrojó que durante marzo y abril se detectó un total de 350 locales sin actividad comercial frente a los 324 inactivos contabilizados en el primer bimestre.

La CAC subrayó que «casi todas las zonas relevadas evidenciaron un incremento en la cantidad de locales inactivos respecto a comienzos de este año».