Salís tarde de tu casa para ir a trabajar, corriendo por la vereda sin prestar más atención que al colectivo que está llegando a la parada cuando, de repente, ¡pisás la más desagradable de las sorpresas! ¿Te pasó alguna vez? ¿Y a quién no?

En Buenos Aires, esta historia era moneda corriente… ¡Hasta ahora!

Somos más de 7 millones los que habitamos esta hermosa Ciudad y son más de 1 millón las mascotas que la comparten con nosotros. Por eso, si tenés una mascota a la que sacás a pasear a diario, es importante que seas respetuoso con ella, con tus vecinos y también con el espacio que todos compartimos.

¡Es muy simple! Recordá siempre llevar una bolsita para levantar lo que tu perro ensucia. Después de usarla, tirala en el contenedor negro ¡Y listo! Si todos nos sumamos con este pequeño gesto, podremos disfrutar una Ciudad cada día más limpia y más amiga de las mascotas.

Por eso, la Ciudad, pone a tu disposición 190 expendedoras de bolsas instaladas en 58 plazas y parques para que, si te olvidaste la bolsita, no dejes de levantar lo que tu perro ensucia.