El Casco Histórico de la Ciudad se renueva en línea con la movilidad sustentable de Buenos Aires y se impone como un paseo atractivo para que todos los vecinos y turistas lo disfruten como una opción más en estas vacaciones.

Las obras, que fueron parte del Plan Microcentro, se llevaron a cabo en las calles Bolívar, entre Av. Belgrano y Diagonal Sur y Alsina, entre Diagonal Sur y Defensa con el objetivo de facilitar el intenso flujo de peatones, incentivar el turismo y proporcionar un marco adecuado a los edificios históricos existentes.

En el área se encuentran el Colegio Nacional Buenos Aires, la Iglesia de San Ignacio de Loyola y el edificio de lo que fuera la antigua Universidad de Buenos Aires, conjunto que es conocido como la “Manzana de las Luces”; el sector forma parte del distrito Área de Protección Histórica «1» e integra ámbitos de valor histórico, arquitectónico, simbólico y ambiental con un alto significado patrimonial, por lo que merecen un tratamiento de proyección diferencial.