Las cifras sobre las ventas del 2014 de los teléfonos inteligentes dieron que sólo un 1% de los argentinos eligen a la firma canadiense. La caída de la popularidad de los dispositivos se enmarca en un contexto de descenso de ventas a nivel mundial.

Hace algunos años las principales figuras de la televisión argentina presumían su último BlackBerry, pero la situación ya no es la misma. Según el informe de la compañía sobre el 2014, la cuota de mercado en el país apenas alcanza el 1%.

Las causas se pueden deber a que la legislación cambió y ahora los fabricantes deben ensamblar y producir los smartphones en Tierra del Fuego. Además se introdujeron nuevas marcas, como los celulares con Windows Phone, y se popularizó la utilización del sistema operativo Android.

En el 2009 BlackBerry alcanzaba el 33% de los teléfonos activos en el país. Sin embargo, no lo pudo mantener en ninguno de sus territorios exitosos. Las caídas se registran a nivel mundial y existen rumores de venta de la compañía.

A pesar de ello, el nivel de seguridad de sus dispositivos sigue siendo una característica que sus competidores todavía no pudieron imitar y que le da un valor adicional. Incluso tras los hackeos a Sony en diciembre del año pasado sus empleados terminaron utilizando BB para evitar otras filtraciones.