El regreso de un torneo a Israel luego de 18 años deberá esperar porque esta tarde la Asociación de Tenistas Profesionales anunció que el torneo pautado para 15 de septiembre no se jugará por el conflicto armado con la Franja de Gaza.

Ante esta decisión, cobra fuerza la posibilidad de que la ITF cambie de sede la serie de repechaje entre Israel y Argentina, que se llevará a cabo el fin de semana previo al día que tenía que comenzar ese ATP 250. Arturo Grimaldi (presidente de la Asociación Argentina de Tenis) pidió que se revea la decisión de jugar allí, pidiendo que tomen una decisión antes del próximo lunes. Incluso Dudi Sela, mejor tenista israelí, opinó que las condiciones no están dadas para jugar, y que prefiere que se juegue en Atenas (Grecia) o Nicosia (Chipre).

El comunicado oficial de la ATP explica que “la primera edición del Negev Israel Open no tendrá lugar este año por un tema de seguridad teniendo en cuenta el conflicto militar en la región”. Chris Kermode – presidente de la ATP – declaró que “lamentablemente no sentimos que se pueda proceder como lo teníamos planeado dada la situación. Asegurar la seguridad de los jugadores, fanáticos y todo lo que concierne a la organización es nuestra prioridad número uno”.

El titular de la Asociación Israelí de Tenis dijo que lamenta la decisión de la ATP. “Desde la AIT hemos hecho todo para asegurar que el torneo tenga lugar en Tel Aviv, y hemos demostrado suficientes fundamentos y cuidados con respecto a lo que requiere la organización”. Así el torneo que se había celebrado entre 1978 y 1996, del cual Javier Frana fue finalista en la modalidad de dobles en 1991, y que venía a reemplazar el torneo de San Petersburgo, deberá esperar un año más para debutar en el calendario.