Luego de 4 años de arduo trabajo y una exitosa implementación en conjunto con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), la organización internacional ArTech y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cerró el ciclo de capacitaciones e intercambio de Kids ISO 14.000, proyecto basado en la mejora de conciencia ambiental en las escuelas.

El Proyecto Kids´ ISO 14000 aborda las normas internacionales de calidad ambiental desde el ámbito de la enseñanza primaria.

Fue creado en Japón por una iniciativa de la fundación ArTech que, desde el año 2000, lo difundió a través de Naciones Unidas a más de 20 países y alcanzó a unos 300.000 estudiantes.

El objetivo del proyecto es promover el conocimiento acerca de la eficiencia energética y la adquisición de competencias para la resolución de problemáticas ambientales. Se enfoca en el desarrollo de la autonomía de los niños, no sólo alentándolos a reflexionar por sí mismos sobre el ambiente, sino también permitiéndoles aplicar su habilidad de resolver problemas en el futuro. Está especialmente recomendado para alumnos de quinto grado de Educación Primaria.

Si bien el Proyecto Kids’ ISO 14000 se desarrolla en varios países del mundo, la Ciudad de Buenos Aires es la primera ciudad en América Latina en implementar este proyecto.

Llevado adelante por el Programa Escuelas Verdes del Ministerio de Educación GCBA,durante la implementación del proyecto se realizaron visitas y experiencias de intercambio y aprendizaje para docentes y alumnos entre Tokio y Buenos Aires,se trabajó en 104 escuelas de la Ciudad y se capacitaron 168 docentes y 2735 alumnos.

Para que los alumnos se conviertan en agentes generadores del cambio, en las capacitaciones a docentes se presentaron recursos pedagógicos y didácticos destinados a promover la adquisición de estrategias en los alumnos para abordar cuestiones ambientales en sus hogares,escuelas y barrios, por medio de la utilización del Ciclo PDCA (en español; Planificar, Hacer, Comprobar y Actuar).

En ese sentido, los docentes recibieron material pedagógico para ellos y sus alumnos con dicho objetivo, para que los niños aprendan mediante diversas actividades y cambios de hábitos cómo reflejarla conciencia ambiental en sus hogares. Se espera, finalmente, que puedan formar redes para trabajar la temática junto a otros chicos y así afrontar uno de los mayores desafíos que plantean los nuevos escenarios sociales, económicos y culturales.

El proyecto propone sensibilizar a los alumnos participantes y sus familias en materia ambiental, a través de la implementación de medidas para el ahorro energético en sus casas, contribuyendo así a la mitigación de los efectos del cambio climático.

En el marco de la realización de Expo Ciudad Verde el pasado 28 de octubre se entregaron los diplomas a más de 200 niños que participaron del proyecto durante el año lectivo 2014, celebrando, no solamente el cierre del convenio, sino la continuidad del proyecto y la capacidad instalada en los docentes de la Ciudad para que nuestros alumnos sean los protagonistas del siglo XXI en su compromiso con el ambiente.