Esta semana la automotriz suspendió a casi la mitad de sus operarios fundamentando que hay falta de insumos para la producción.

La planta de Renault de Santa Isabel en Córdoba emplea unos 1.600 trabajadores, con lo cual dejaron a 750 empleados en suspenso. Según un vocero oficial de la empresa, la medida podría extenderse por más de una semana.
Agregaron que el faltante en cuestión es una sola piesa, pero fundamental para el montaje.

Ante esta situación, el Jefe de Gabinete respondió que esto es «una operación permanente a través de cámaras del sector y de voceros del sector, pretendiendo generar problemas donde no los hay», por lo que señaló que se propone «verificar y constatar el tema, y seguramente la ministra de Industria y el ministro de Economía rápidamente resolverán» ya que considera que «no puede ser el factor para una suspensión o eventualmente que se paralice la producción» por el faltante de una pieza.

Capitanich también se sinceró al admitir que hubo un «incremento en los niveles de producción en setiembre, y también esa perspectiva para octubre» y que «se dan las condiciones para la recuperación de la demanda externa de una manera incipiente» aunque «no van a ser los mismos niveles de producción este año, que el anterior».

Comparado con el período anterior de Enero a Octubre de 2013, Renault produjo 103.861 unidades en el país, contra las 70.690 que produjeron en el mismo período en lo que fue el 2014.