Una nueva tecnología desarrollada por la compañía israelí, StoreDot, permite cargar un celular en pocos segundos gracias a la utilización de la nanotecnología.

El fundador y director ejecutivo de la compañía, Doron Myersdorf expresó que “se trata de nuevos materiales que nunca se han desarrollado antes”. El proyecto se basa en la creación de nanopuntos que son moléculas  de péptidos bio-orgánicos que alteran la forma de la batería, permitiendo una rápida absorción, según explicó Doron.

De esta manera, un smartphone podrá cargarse en tan sólo 30 segundos. La compañía estima que para el 2016, podrán tener lista una batería delgada que pueda ser comercializada; ya que, hasta el momento cuentan con un prototipo que resulta ser demasiado grande para un teléfono móvil.

Con el fin de financiar el proyecto, StoreDot recaudó 48 millones de dólares y cuenta con el respaldo de las empresas líderes en la fabricación de teléfonos celulares. Además, es importante destacar que la compañía cuenta con el apoyo del multimillonario ruso y dueño del club de fútbol Chelsea, Román Abramóvich.