El titular de Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, negó ante la Justicia haber incurrido en delito al no haber impulsado inicialmente la investigación por lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez.

Por más de cinco horas y ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, Gonella declaró en una causa en su contra por el supuesto encubrimiento de lavado de dinero: en su indagatoria, el fiscal presentó un escrito, hizo una declaración espontánea y contestó las preguntas del juez, informaron fuentes judiciales.

Gonella, como fiscal auxiliar en nombre de la Procelac, tuvo una participación inicial en la causa y, en un primer dictamen, sólo impulsó una denuncia contra los empresarios Leonardo Fariña y Federico Elaskar, ambos ahora procesados por el juez federal Sebastián Casanello, pero al comienzo no fueron incluidos en ese requerimiento Báez y su entorno.

La citación de Gonella, un aliado de la agrupación oficialista Justicia Legítima, se inscribe en el marco de una puja interna dentro del ámbito del Ministerio Público Fiscal, y que tiene de un lado a la procuradora general Alejandra Gils Carbó y, del otro, a fiscales que vienen impulsando denuncias contra funcionarios del Gobierno Nacional.