La empresa de la reconocida diseñadora venezolana confirmó que cerrará su único negocio en suelo argentino, ubicado en Patio Bullrich.

Ella misma en persona había viajado a la Argentina en junio de 2009 para inaugurar. Poco más de cinco años después, resolvió terminar sus operaciones en el país por las trabas a la importación de sus productos.

Recordemos que en 2010, la firma italiana de lujo Emporio Armani se convirtió en la primera en dejar el país. Al año siguiente la siguieron Yves Saint Laurent, Escada y Polo Ralph Lauren, firma que después declaró ante la Securities and Exchange Commission (SEC) de los Estados Unidos haber pagado coimas para ingresar productos a la Argentina. En 2012 cerraron sus locales la francesa Louis Vuitton y la marca de ropa interior norteamericana Calvin Klein. El año pasado siguieron sus pasos la italiana Fendi y la joyería Cartier.