La Casa Boonah es un diseño simple que se presenta como una inserción sutil en medio de un paisaje escarpado.

El diseño fue concebido como un pabellón rectangular de una sola planta, para optimizar la luz solar del norte y maximizar las amplias vistas hacia la cordillera.

Una serie de pantallas operables revisten toda la fachada delantera de la casa, proporcionando al habitante la capacidad de controlar su exposición a los elementos naturales y manipular el ambiente interno.