En septiembre pasado, el Jurado del concurso universitario latinoamericano Construye Solar escogió los diez prototipos de viviendas sustentables que serán construidas durante 2015 para abrir la discusión pública al respecto y potencialmente ser implementadas en nuestras propias ciudades.

Entre los prototipos seleccionados, destaca la propuesta Casa Tempero del equipo TLC331 de la Pontifica Universidad Católica de Chile, y actualmente en construcción en el Campus Lo Contador de la universidad chilena.

Según el equipo: la Casa Tempero se compone de tres estratos que conforman un interior confortable y eficiente, incorporando sistemas bioclimáticos pasivos en su diseño, permitiendo conseguir un alto grado de confort sin necesidad de recurrir a sistemas activos con consumo de energía.

El proyecto se organiza en torno a tres patios. De este modo permite el control de temperatura de forma ecológica, además de generar recursos como cultivos propios para la vivienda.

En cuanto a la envolvente, desarrollamos un panel modulado de paja y madera de bajo costo, prefabricable, de fácil armado, transporte y con una baja energía incorporada. Casa Tempero se sintetiza en un proyecto eficiente, limpio en su diseño y responsable con el medio ambiente.

Como una primera aproximación formal, la casa se desarrolla a partir de un volumen compacto, un cuadrado de un piso de altura, con el mínimo de perímetro expuesto. Como estrategia espacial se separa el programa privado del público, respondiendo a las necesidades de unos usuarios específicos: una pareja con devoción a la cocina que rememora a la cultura chilena en donde el núcleo familiar transcurre en torno a este espacio. El área asignada para el espacio público predomina por sobre el privado.