Diego Lagomarsino, es el único imputado en la causa, luego de haberle prestado el arma de la que presuntamente salió la bala que mató a Nisman.

Además, el ex ayudante del fiscal fallecido dejó de estar representado por Maximiliano Rusconi ya que el abogado aceptó ser fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Como Lagomarsino apeló la decisión de la Dra. Palmaghini, se demorarían los plazos y definirá la Cámara del Crimen, probablemente en la audiencia prevista para el próximo 18 de marzo.

La fiscal Viviana Fein había pensado apelar, pero resolvió no hacerlo porque su superior en Cámara, Ricardo Sáenz, no la iba a respaldar. Palmaghini no sólo se declaró incompetente, además denunció a Fein en la justicia penal por no incluir en la anterior declaración de Stiuso la acusación contra el gobierno de Cristina Kirchner. La fiscal se defendió: dijo que eso no era cierto y que Stiuso firmó su declaración sin ninguna observación.

Con la apelación de Lagomarsino se abren otros tiempos judiciales y se demora la eventual llegada de la causa a los tribunales de Comodoro Py.

Esta mañana, el ministro de Justicia, Germán Garavano, deslizó algunas dudas sobre el futuro de la investigación. En diálogo con el periodista Luis Novaresio en radio La Red, declaró: «No tenemos mayores garantías». Y criticó: «Hoy la Argentina adolece de serios problemas en la investigación criminal».
Recordemos que la semana pasada se reactivó la investigación por la muerte del ex titular de la Unidad Fiscal Amia luego de que el espía Antonio «Jaime» Stiuso hablara de un crimen y acusara a funcionarios del gobierno anterior.