La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA) informó que entre marzo del 2014 y febrero del 2015 el consumo promedio de carne bovina por habitante fue de 59 kilos por año en el país, un 5,6 menos respecto al lapso comprendido entre marzo del 2013 y febrero del 2014.

De todos modos, el mismo relevamiento da cuenta que la producción subió un 4,9 por ciento interanual en febrero, a 214 mil toneladas, impulsada por un incremento en la cantidad de animales faenados (971 mil).

Del total de animales faenados en febrero, el 45,2 por ciento fueron hembras, la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo y que según CICCRA “no debe superar el 43 por ciento para mantener las existencias de ganado”.

En lo que hace al precio promedio de la carne vacuna, se explicitó que “también disminuyó su ritmo de incremento, aunque la intensidad del proceso fue menor”.

“Si bien entre puntas del primer bimestre del corriente año el precio de la carne aumentó sólo 1,8 por ciento, en términos interanuales el precio promedio de febrero de 2015 se ubicó 21,9 por ciento por encima del de doce meses atrás”, detalló la Cámara sectorial.