Fiesta del Ferroviario que en los penales venció al Kiwi y volvió a Primera

El elenco santiagueño desde los once metros ganó por 5-3 tras empatar ante Sarmiento en Junín 0-0 en los 90 minutos la vuelta de la final del Reducido en el Nacional B. consiguió el ascenso a primera división tras 41 años y junto a Arsenal jugará la Superliga.

Central Córdoba vive una fiesta inesperada al consagrarse campeón del reducido, donde claramente no era candidato pero a medida que pasó de rondas no solo los resultados lo acompañaron sino que desplegó un gran fútbol que le permite a una provincia entera disfrutar el sueño de jugar en la elite.

El encuentro no fue bueno en el primer tiempo con nulas ocasiones de gol aunque el elenco de Iván Delfino encontró petróleo de un pelotazo que dejó de cara al arco a Nicolás Orsini, definiendo posteriormente con el tiro en el travesaño.

En la parte complementaria los dos no arriesgaron demasiados, con el nerviosismo de parte de ambos lados generando tiros exigido, aunque en ese desorden los de Junín volvieron a tener si chance, sin demasiada puntería y fueron a los penales.

Desde los once metros Franco Leys falló el tercer tiro y el equipo de Gustavo Coleoni tuvo contundencia imponiéndose 5-3 para ganar el reducido en la B Nacional regresando a primera tras su paso por la elite entre 1967 y 1971, subiendo junto al campeón Arsenal.