El equipo Rosarino ha perdido a cuatro de sus pilares y deberá rearmarse de cara a lo que se viene.

El “canalla”, en los últimos años, ha tomado mucha trascendencia debido a los buenos resultados obtenidos, y, básicamente, por la cantidad de jugadores que han surgido de sus divisiones inferiores (caso Lo Celso, Walter Montoya y Franco Cervi), como así también, el buen rédito que le han traído las apuestas que ha realizado a la hora de contrataciones en los mercados anteriores.

Pero en este caso, los jugadores que, a esta altura, en pocos días de abierto el mercado actual, Central ha perdido a varias de sus figuras, y para colmo, por ingresos económicos que no son, quizás, los que debieran entrar a la entidad que tiene sus casa frente al río Paraná. Esto, haciendo referencia, principalmente, a los casos de Teo Gutiérrez, quien partió a su querido Junior de Barranquilla, y el mas emblemático, con duros cruces entre las dirigencias, de por medio, la salida de Pinola a River (algo similar a lo ocurrido en su momento con Larrondo).

Además de estos dos futbolistas, encontramos también a Damián Musto, quien ya había expresado su deseo de emigrar en otras oportunidades, y tenía la promesa de que iba a tener una transferencia una vez finalizado el torneo de 30. El caso del medio campista fue diferente, ya que se despidió de su gente, en el propio “Gigante de Arroyito”, con mucha emoción, y una ovación incluida. El oriundo de Casilda va a seguir su carrera en los Xolos de Tijuana (México). Allí, será compañero de Donatti (arriba desde Flamengo), y Gustavo Bou, además de ser dirigió por un viejo (no tanto) conocido, “chacho” Coudet. En las ultimas horas, se conoció un nuevo apellido que dejará de vestir la camiseta a rayas azules y amarillas, el “tucu” Salazar, muy buscado el año pasado, finalmente, desembocará en el “Nuevo Gasómetro”.

De este modo, el conjunto comandado por Paolo Montero, pierde varias de sus piezas claves, y ahora deberá ver como se forma el nuevo plantel.
Por caso, aun es una incógnita la continuidad del “ruso” Rodríguez. Si bien, la prioridad es del elenco de la ciudad de la bandera, no se descarte que llegue una oferta del fútbol Mexicano, y el rojo, dueño de pase, por lo menos, se sentaría a analizarla.

Muchas migraciones, y muy importantes, y por ahora, pocos arribos. Ese es el panorama, al día de hoy, en una parte de Rosario.