En un acto que encabezó en Casa de Gobierno, la mandataria retomó su convocatoria a las terminales radicadas en el país para analizar la situación del sector automotriz al que definió como «fuertemente deficitaria» ya que la balanza comercial desde 2003 a la fecha arroja un saldo negativo de 33.000 millones de dólares.

Al retomar su reclamo a las automotrices que «encanutan los autos» -tal como expresó el lunes en el cierre del Consejo del Salario- la Presidenta dio a conocer su decisión de prorrogar el programa de financiamiento lanzado en junio de este año, a baja tasa, a través de una línea de créditos del Banco Nación.

El programa acordado por terminales, concesionarias y el Estado prevé el financiamiento de hasta el 90% por un monto de hasta 120.000 pesos de alguno de los 37 modelos de producción nacional ofrecidos por las distintas marcas, a un plazo de 60 meses con tasa desde el 17%.

«Algunos comenzaron a boicotear el Procreauto», aseguró Cristina al reafirmar su certeza de que las empresas no ofrecen a la venta todo su stock y llamó la atención respecto a que «por un lado suspenden gente diciendo que se cae la producción, y por el otro boicotean un programa» destinado a recuperar el dinamismo del sector.

En ese sentido, consideró «increíble que un sector subsidiado por su fuerte déficit ahora plantee estas cosas y boicotee políticas públicas destinadas a levantar suspensiones, a ayudar al sector y a que los argentinos tengan autos cero kilómetro».

«Vamos a convocar a estos sectores, queremos que no le retaceen autos a los Argentinos», insistió.

ARVE Error: no id set