La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que «no sólo son terroristas los que ponen bombas, sino también son terroristas económicos los que desestabilizan la economía de los países y provocan hambre, miseria y pobreza», al tiempo que afirmó que «en épocas de buitres económicos y halcones de guerra necesitamos más palomas de la paz y respeto al derecho».

Al hablar esta tarde ante la asamblea general de la Naciones Unidas en Nueva York, Cristina utilizó el concepto de “terroristas económicos” para referirse a los fondos buitre a quienes acusó, entre otras cosas, de amenazar, hostigar, calumniar y provocar rumores e infamas “desde lo personal hasta lo financiero” y de obstruir «el cobro de quienes confiaron en Argentina».

El discurso de la mandataria tuvo como eje el tema de la reestructuración de deudas soberanas, algo que, según ella misma recordó, ya había sido uno de los temas principales en sus anteriores discursos ante esa tribuna, como así también en las alocuciones en el pasado del ex presidente Néstor Kirchner, desde el mismo atril.