La Presidenta Cristina Fernández Kirchner reapareció y habló por cadena nacional defendiendo su política de desarme, hizo anuncios en materia de seguridad y atacó a Lorenzetti.

Recalcó que su gobierno «sí» tiene una polìtica agresiva en desarme que «contribuye al tema seguridad» y subrayó la «reducción notable de autorización para tenencia y portación de armas».

Durante un discurso en un acto realizado en la localidad bonaerense de San Martín y trasmitido por cadena nacional, expresó: «Se han destruido más armas que en ningún otro gobierno, vamos a llegar a las 300 mil armas destruidas».

La Mandataria también defendió su lucha contra el narcotráfico y dijo que es “en serio, no de discurso”.

CFK pidió a los «máximos responsables del Poder Judicial» que, «en vez de dar tantos discursos contra el narcotráfico», dote de mayores recursos a los juzgados federales encargados de causas contra el tráfico de drogas.

Al presentar «dos hornos pirolítico móviles», destinados a la destrucción de droga incautada, sostuvo que se trata de una «contribución para crear políticas de Estado en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico».

Luego, mencionó que el juzgado federal de Orán sólo cuenta con 22 empleados, en una de las zonas más críticas del tráfico de drogas, y advirtió en clara referencia al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti: «En lugar de dar tantos discursos contra el narcotráfico, quienes son los máximos responsables del Poder Judicial, deberían dotar de mayor cantidad de empleados, recursos y elementos para que puedan hacerlo eficazmente».

«Vienen anunciando que van a dar a conocer cuentas y empresas. Que las den a conocer. Las últimas que dieron a conocer fueron un bochorno y un papelón», arremetió Cristina sobre presuntas cuentas de Máximo Kirchner en el exterior.

«Se metieron con mi pobre hija también (Florencia), que tenía un departamento no sé dónde. Todo hecho por los fondos buitre», acusó la Presidenta.

Del fracaso de Recalde y del Frente Para la Victoria en las elecciones porteñas, nada. Tampoco felicitó a los ganadores.