La Presidenta decretó el traspaso del control electoral al ministerio de Justicia para evitar que el precandidato presidencial por el FpV caiga en incompatibilidad de funciones.

«Que, en virtud de los cometidos asignados al MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS en sus relaciones con el Poder Judicial y su organización, y teniendo en cuenta que la Cámara Nacional Electoral es la autoridad superior de aplicación de la legislación político-electoral resulta necesario transferir del ámbito del MINISTERIO DEL INTERIOR Y TRANSPORTE a la órbita del MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS, los cometidos vinculados con el ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos, el régimen electoral, el régimen de los partidos políticos así como lo relacionado con la programación y ejecución de la legislación electoral y el empadronamiento de los ciudadanos», reza en los considerandos el decreto 815/2015 publicado este jueves en el Boletín Oficial.