Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo Kirchner fueron denunciados por la diputada Margarita Stolbizer por la explotación del hotel «Los Sauces».

La expresidenta y su hijo son investigados por el juez federal Claudio Bonadio por los negocios de esta sociedad con los empresarios K Lázaro Báez y Cristóbal López.

Los imputados está en la lupa de la Justicia por los delitos de enriquecimiento ilícito, falsificación de documentos públicos y adulteración de declaraciones juradas. «Con la documentación que hay quedan demostrados los delitos», le dijo la legisladora a Arriba Argentinos.

«Hay enriquecimiento, pero también falsificación de documentos por irregularidades en fechas y en la adquisición de los inmuebles», explicó Stolbizer. Según la denuncia la sociedad Los Sauces S.A. habría sido usada para cobrar precios por encima de los de mercado por otros alquileres y ventas de inmuebles, a través de negocios que involucrarían a Báez y a López.

«Hubo maniobras que representan el soborno, el retorno de las obras, las devoluciones de empresarios que ganaron millones con las decisiones de los Kirchner», dijo la diputada sobre los empresarios K.

La presentación ponía la lupa los alquileres de inmuebles de Los Sauces S.A. a las empresas Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia, de López; y a Valle Mitre; Loscalzo y del Curto; y Kank y Costilla, de Báez. «La empresa no tuvo demasiados movimientos hasta el 2008, año en el que comienza a realizar sus inversiones inmobiliarias más importantes», indicaba la denuncia.

Por aquel entonces Los Sauces era titular de ocho inmuebles: dos departamentos con cochera ubicados en Puerto Madero; dos lotes en El Calafate; dos lotes en Río Gallegos; un lote en el Chaltén; y una casa en Río Gallegos. El escrito indicaba que todos los bienes eran alquilados a «empresas de Lázaro Báez y firmas de Cristóbal López» y advertía que «únicamente ellos» eran los que proveían «de los ingresos a los Kirchner».

«En Hotesur la devolución de los favores se hacía a través del alquiler de habitaciones. Con Los Sauces, la devolución de favores se hacía mediante el alquiler de inmuebles a las empresas de Báez y López», había dicho la legisladora en su denuncia.