La Presidenta apuntó al ex presidente Eduardo Duhalde y al dirigente sindical gastronómico Luis Barrionuevo al citar sus declaraciones a través de su cuenta de Twitter, al tiempo que criticó al diario La Nación por publicar las entrevistas con ambos dirigentes opositores con tres minutos de diferencia.

«Ayer pensaba que no me extrañaría nada que se les ocurra armar una suerte de matiné de la función de diciembre, durante los días que viajaré a Roma por invitación del Papa Francisco», entre otras actividades de agenda presidencial.

Entre ellas, su visita a la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para «plantear la posición argentina sobre la hora actual y la Resolución 68/304», la reunión con Centrales Sindicales Internacionales «que van a apoyar a la Argentina», la reunión con George Soros y la participación de la sesión del Consejo de Seguridad presidida por Barak Obama en donde se discutirán «temas que afectan la Paz Mundial».

La mandataria citó los dichos de Duhalde en La Nación, quien dijo que «los estallidos de diciembre han pasado siempre porque mucha gente no tiene lo mínimo para festejar».

Criticó que Duhalde «no se quedó con el vaticinio. Nos recomendó el remedio!», al destacar que quien fuese mandatario interino durante 2002 dijo que para controlar los estallidos «están los organismos del Estado»: «¿Qué querrá? ¿Otro (Maximiliano) Kosteki y (Darío) Santillán?», se preguntó Cristina a los jóvenes asesinados en 2002 por la policía en Avellaneda.