Charlie Riina, de chiquita jugaba al ajedrez y conquistó varios campeonatos en Canadá.

Cuando creció decidió estudiar Criminología y Ciencias Forenses en la Universidad de Toronto, y hoy es una de las musas preferidas de la revista Playboy.