La empresa australiana Vaxxas ha creado el innovador nanopatch que reemplazará a las inyecciones.  Los nanoparches serán más pequeños que una estapilla.

¿Cómo funcionara? A través de la utilización de un colocador, se penetrará solamente  la capa superior de la piel con el nanoparche y no será necesario el uso de agujas. La nueva creación está conformada por miles de microscópicos filamentos que al entrar en contacto con la piel automáticamente introducen la sustancia activa en el cuerpo. Lo más importante: no produce dolor alguno.

David Holey, CEO de Vaxxas aseguró que: “El nanopatch es simplemente una manera mucho mejor de suministrar las vacunas. Tiene el potencial de ser más eficiente y eficaz inmunológicamente, además de ser mejor tanto para los productores de vacunas como para los pacientes”.

Además el nanopatch tiene otra cualidad que cabe destacar: no necesita refrigeración. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está respaldando a la compañía Vaxxas ya que la nueva creación tiene gran potencial en lo que respecta a mejorar tanto la eficacia como así también la seguridad de los programas de vacunación en países en desarrollo. En estos lugares, el sistema de refrigeración no funciona correctamente y como consecuencia, el funcionamiento de las vacunas usadas tradicionalmente se ve afectado.