El Chelsea venció 2 a 0 al Everton, en Stanford Bridge. De esta manera, el último y vigente campeón de la Premier, logró su segundo triunfo en forma consecutiva, y se recompuso del traspié sufrido en la primera jornada.

La liga Inglesa es señalada como una de las más competitivas y dignas de mirar en todo el mundo. La temporada pasada, el Chelsea culminó en lo mas alto del certamen, como se diría en la jerga futbolera, “caminando”.

La actual temporada, que ya cumple tres fechas desde su inicio en el país británico, sorprendió a propios y ajenos cuando los “blue”, fueron derrotados en su debut  a manos del modesto Burnley, y nada menos que en Londres. Dicho cotejo, encontró al vigente poseedor del titulo abajo 0 – . Luego pudo ponerse a tiro, pero no le alcanzó, y terminó cayendo 2 – 3.

La segunda fecha lo situaba visitando al Tottenham de Mauricio Pochettino, y el elenco Londinense salió victorioso, por la mínima.

Este domingo, se las tenía que ver con el Everton de Wayne Rooney. Con la meta clara de volver  a ganar para no perderle pisadas al Manchester United de Mourinho, que lidera con puntaje perfecto.

El poderío del flamante del defensor del titulo, contó con el aporte proveniente desde España. Cesc Fabregas abrió el marcador, mientras que Álvaro Morata, refuerzo que arribó para esta temporada, puso el 2 a 0, que resultaría definitivo.

Así, quedó con seis unidades, y parece haberse repuesto del inesperado golpe que le fuera propinado en el arranque de la liga.

Su próximo rival será el Leicester, en condición de visitante. Posteriormente, tendrá el clásico frente al alicaído Arsenal.

Esto recién comienza, pero el campeón, amenaza con dar pelea, y  no será fácil arrebatarle el trono.